martes, 22 de noviembre de 2005

Más allá del amor...


Más allá del amor todo nos amenaza:
el tiempo, que en vivientes fragmentos divide
al que fui del que seré,
como el machete a la culebra;
la conciencia, la transparencia traspasada,
la mirada ciega de mirarse mirar;
las palabras, guantes grises,
polvo mental sobre la yerba, el agua, la piel;
nuestros nombres, que entre tú y yo se levantan,
murallas de vacío que ninguna trompeta derrumba.

Ni el sueño y su pueblo de imágenes rotas,
ni el delirio y su espuma profética,
ni el amor con sus dientes y uñas nos bastan.
Más allá de nosotros,
en las fronteras del ser y el estar,
una vida más vida nos reclama.

Afuera la noche respira, se extiende,
llena de grandes hojas calientes,
de espejos que combaten:
frutos, garras, ojos, follajes,
espaldas que relucen,
cuerpos que se abren paso entre otros cuerpos.

Tiéndete aquí a la orilla de tanta espuma,
de tanta vida que se ignora y se entrega:
tú también perteneces a la noche.
Extiéndete, blancura que respira,
late, oh estrella repartida, copa,
pan que inclinas la balanza del lado de la aurora,
pausa de sangre entre este tiempo y otro sin medida.

Octavio Paz

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No deja de sorprenderme nunca la capacidad que tienes para elegir los textos, las imágenes, los colores. Son perfectas, complemetarias y cuando se las ve todas juntas, uno sabe que la perfección con que encajan tienen que ver con la esencia de la persona que las reune.

Azul... dijo...

¡Qué lindo comentario! Confieso que hasta me sonrojé =o)

No hay secreto en la sincronía que mencionas, cuido mucho los detalles... son como las pinceladas en un cuadro... cada detalle del pincel y de la intención cuenta...

Felix Torrestorres dijo...

Gratasy exselentes imagenes para recrear la vista sigan asi mostrando calidad de imagenes