miércoles, 26 de diciembre de 2007

75



Gracias, Max...







Hay llamados que me llaman por ti
cuando tú no me llamas.
Llamados tuyos de ayer
que quedaron flotando en el agua del tiempo,
llamados tuyos de mañana
que mañana tal vez yo no pueda escuchar,
llamados tuyos que invento sin notarlo
cuando la soledad se vuelve arisca
o llamados tuyos
que no vienen de ti ni de mí,
como si hubiera entre ambos una autónoma zona
que actúa por su cuenta,
una zona que hemos creado casi sin querer
para que diga tu nombre
y quizá también el mío
sin necesidad de nosotros.

De cualquier modo,
estoy rodeado por tus llamados sin ti,
como una isla por el mar
o una torre por el viento que pasa.

¿Seguirán tus llamados llamándome
cuando ambos no estemos?

La boca vacía no necesita a nadie
para poder seguir nombrando.

Roberto Juarróz

5 comentarios:

inês dijo...

Olá, desde que descobri o seu blog, o visito diariamente.

Tudo nele é belíssimo: poesias, imagens, música, etc.

Sou brasileira, moro no Rio de Janeiro, e tenho uma irmã muito querida que mora em Caracas há muitos anos.

Parabéns pelo bom gosto e pela sua extrema sensibilidade.

Beijos,
Inês

Azul... dijo...

Inês ¡bienvenida! Me alegra mucho que te guste este blog, está hecho con mucho cariño y todo escocgido especialmente.
Beijos!

max dijo...

Siempre pensé que las imágenes en tonos de gris reflejan de una manera muy particular la esencia de las formas o de los gestos,como en este caso.
Bellísima imágen has elegido para ilustrar el poema :)

¡¡¡ Gracias Azul !!!


Besos ( que llaman )

Azul... dijo...

La imagen es una súplica a lo que se siente inalcanzable, Max...

Besos

you20091001 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.