martes, 27 de mayo de 2008

Duración...

La memoria sorprende en la blancura
de corredores enfilados
y es un salto la sombra;
precisa, ahondando los lugares,
en esta mansión tan diurna,
tan joven y ya ausente.
No hay ruido
y el pasar de la doncella única,
dura, todo se agita, las palmas,
el agua de la pila, los destellos en el piso,
la luz en las vidrieras,
las cortinas de paño leve.
Ella sigue pasando inmóvil,
no asienta los pies, se desvanece,
avanza, mientras el silencio de los relojes
confunde o apaga las horas.

Fue ayer.
No fue nunca.
Sigue siendo.

Juan Liscano
de su obra "Vencimiento", 1986
(Venezolano, 1915-2001
)

3 comentarios:

Guso dijo...

"Fue ayer
No fue nunca
Sigue siendo"

Esa frase me hace pensar en ciertas personas que fueron capaces de brindarme alguna forma de compañia y lamentablemente por alguna razón nunca concrete nada, pero que si hoy me decidiera, algo podría concretarse!

Buen poema! ;)

amor dijo...

sigamos siendo, siempre siendo

amor

max dijo...

Bellísimo Azul !!!

No es para menos viniendo del autor del mejor poema de amor que "hemos leído" :)

Besos corazón !!!