sábado, 10 de agosto de 2013

Cicatrices...

No hay cicatriz,
por brutal que parezca,
que no encierre belleza.
Una historia puntual
se cuenta en ella,
algún dolor.
Pero también su fin.
Las cicatrices, pues,
son las costuras
de la memoria,
un remate imperfecto
que nos sana
dañándonos.
La forma
que el tiempo encuentra
de que nunca olvidemos
las heridas.

Piedad Bonnett

1 comentario:

pucke dijo...

Gran verdad y bonita forma de expresarlo.

Por desgracia no todo el mundo lo ve de la misma manera. Una herida puede ser peligrosa cuando no cicatriza correctamente, porque llena el alma de pus y de ponzoña. El dolor mal asimilado suele convertirse en cinismo con demasiada facilidad.

Un saludo,

P.S: Gracias por enlazarme, por cierto.