viernes, 6 de julio de 2007

Si conociéramos...




Si conociéramos el punto
donde va a romperse algo,
donde se cortará el hilo de los besos,
donde una mirada dejará de encontrarse con otra mirada,
donde el corazón saltará hacia otro sitio,
podríamos poner otro punto sobre ese punto
o por lo menos acompañarlo al romperse.

Si conociéramos el punto
donde algo va a fundirse con algo,
donde el desierto se encontrará con la lluvia,
donde el abrazo se tocará con la vida,
donde mi muerte se aproximará a la tuya,
podríamos desenvolver ese punto como una serpentina
o por lo menos cantarlo hasta morirnos.

Si conociéramos el punto
donde algo será siempre ese algo,
donde el hueso no olvidará a la carne,
donde la fuente es madre de otra fuente,
donde el pasado nunca será pasado,
podríamos dejar sólo ese punto y borrar todos los otros
o guardarlo por lo menos en un lugar más seguro.

Roberto Juarróz

5 comentarios:

Paola dijo...

Me encantó el poema, sentí como si de pronto me dijera "aférrate a la vida, al amor, a esas maravillas de la vida" que bueno que lo leí, tu blog está lleno de cosas lindas. Soy Paola y te visito de México.
Saludos

Azul... dijo...

Hola Paola, ¡bienvenida!
Roberto Juarroz a mi me dice mucho, tiene una forma de decir las cosas que te llega hondo. Confieso que cuando publico un poema de él, luego quiero publicar el siguiente y el otro y el otro, y tengo que hacer un ejercicio de disciplina, para seguir la línea de publicar a otros :)

Un bessito, regresa cuando gustes, siempre serás bienvenida!

Azul caleidoscopio dijo...

Como ya te decia, ya no me sorprenden las causalidades entre nosotras. Solo las disfruto y mucho. Un beso, tocaya.

Tere Marin dijo...

Hermoso porque trasmite ,
hermoso porque está escrito con sentimientos,
hermoso , porque sí.
Un abrazo desde Argentina.
Tere Marin

Azul... dijo...

Tocaya Caleidoscópica, a mi me encantan nuestra coincidencias... ¡Un bessito!

Eso, tere, hermoso ¡¡¡porque sí!!! Un bessito y ¡¡¡bienvenida!!!