lunes, 4 de febrero de 2008

A tientas...

Se retrocede con seguridad
pero se avanza a tientas
uno adelanta manos como un ciego
ciego imprudente por añadidura
pero lo absurdo es que no es ciego
y distingue el relámpago la lluvia
los rostros insepultos la ceniza
la sonrisa del necio las afrentas
un barrunto de pena en el espejo
la baranda oxidada con sus pájaros
la opaca incertidumbre de los otros
enfrentada a la propia incertidumbre
se avanza a tientas / lentamente
por lo común a contramano
de los convictos y confesos
en búsqueda tal vez
de amores residuales
que sirvan de consuelo y recompensa
o iluminen un pozo de nostalgias
se avanza a tientas/ vacilante
no importan la distancia ni el horario
ni que el futuro sea una vislumbre
o una pasión deshabitada
a tientas hasta que una noche
se queda uno sin cómplices ni tacto
y a ciegas otra vez y para siempre
se introduce en un túnel o destino
que no se sabe dónde acaba.

Mario Benedetti

5 comentarios:

Tawaki dijo...

Avanzan los valientes, aunque sea a tientas. Retroceden los cobardes.

Besos.

Azael dijo...

mario es graaande....

Azul... dijo...

Tawaki, a veces entramos en callejones sin salida... lo más sabio es retroceder y salir por donde se entró ;)
Un besote y gracias... por todo... :)

Azael, sí que lo es, enormísimo

max dijo...

"no importan la distancia ni el horario
ni que el futuro sea una vislumbre
o una pasión deshabitada
a tientas hasta que una noche
se queda uno sin cómplices ni tacto
y a ciegas otra vez y para siempre
se introduce en un túnel o destino
que no se sabe dónde acaba."


Solo los poetas y los magos saben como hacer para que un precario siempre no se convierta en un definitivo nunca.

Besos

La Poeta del Lago dijo...

Preciosos versos de Benedetti :)

Un saludo Azul y ten buena noche.