viernes, 8 de febrero de 2008

Un día cualquiera uno se muere...


"Toute une catégorie
de sentiments
est surannée."

Jules Renard




Un día cualquiera uno se muere,
modifica el censo
y resulta la noticia del día
si, entre tanto, no se descubre un fraude
o dimite el Ministro de Transportes.
Uno ha sido un niño,
inscrito en un Libro de Familia,
y consigue hacerse un hueco.
Uno es bueno y listo
-él cree a solas ser mejor-
a veces sonríe por compromiso
y otras veces vocea sin razón.
Uno tiene veleidades de poeta
y ansias de viajero insatisfechas.
Uno vive así, bordeando el stress y el infarto,
con una idea desmesurada de sí mismo
y la sospecha atroz
-sintiendo ese vacío, instalado en su alma como un peso-
de estar perdiendo el tiempo.
Aunque no eternamente.

Clotilde Tambroni