miércoles, 15 de octubre de 2008

Fuego mudo...

A veces el silencio
convoca algarabías
parodias de coraje
espejismos de duende
tangos a contrapelo
desconsoladas rabias
pregones de la muerte
sed y hambre de vos

pero otras veces es
solamente silencio
soledad como un roble
desierto sin oasis
nave desarbolada
tristeza que gotea
alrededor de escombros
fuego mudo

Mario Benedetti

2 comentarios:

max dijo...

El silencio en sus dos dimensiones,solo quién las ha navegado puede describirlas tan maravillosamente ;)

Besos corazón !!!

Warren Lee dijo...

El silencio convocaaa... bueno, depende de lo que andes por dentro... el silencio exterior te lleva a evocar alegrías, pasiones, acciones, desiciones tomadas o por tomar... o te deja por dentro en un silencio total, porque muchas veces necesitamos del él, para luego reacomodar nuestras vivencias, meterle mano, ya un tanto relajados, a nuestras ideas, a nuestros planes o desiciones... necesitamos que nuestro "pobre" cerebrito descanse, tome nuevos aires y... a darle duro de nuevo al diario vivir.

Ya ni sé lo que dije pero alguito te dejo, amiga Azul.

No había vuelto a visitarte porque tenía mi blog en pausa y mis días eran puras carreras y carreras y... trabajo y trabajo, pero ya, he vuelto, no sé por cuanto tiempo pero... alguito publiqué, allá, al otro lado. El segundo es muy bueno, creo, por si querés darle un vistazo. Y al primer comentario también, por qué no.

Saludo muy cálido te dejo...