martes, 22 de septiembre de 2009

El niño amaestrado...

Miraba sus piececitos tapiados
como tallados litorales.
Huir de la tiranía de sus pasos
le haría bien.
Palabras
........Descalzándose
.....................Sin tiempo.

Roxana Acquaroni

(Española)


2 comentarios:

arandanilla dijo...

Madre, cómo va todo? Oye, pocos comentarios veo yo aquí con lo idolatrada que eres por lo mucho que vales!!!pos comento yo...cuídate mucho. Ya hablamos, guapa...Saludos a mi paito....

amor y libertad dijo...

y el mar es como un dios, es como todo uno entero lleno de mar