miércoles, 24 de noviembre de 2010

Epitafio...

Fui una página de Rubén Darío
que me alegró en la infancia profunda.
Fui una aliteración de Verlaine.
Fui un autorretrato de Van Gogh
que es el más bello reproche que se me hizo.
Fui el rosa pálido de un crepúsculo
o el instante en que, al concluirla,
reinicié la lectura de Ulises.
Fui esa noche en tus brazos.
Fui la suma de mis instantes felices.


Germán Espinosa
(Colombiano)




2 comentarios:

david santos dijo...

Hola, Azul!
Yo vengo desearte un buen Año 2011!
Abrazos

Melania dijo...

Perdone mi atrevimiento de utilizar la hoja de comentarios para pedirle un favor.Una amiga mía ha empezado un blog,donde escritores nobeles pueden empezar a darse a conocer.Y creemos que si usted nos colgara su página daríamos a las personas más oportunidades para conocerle: http://esperandoagala.blogspot.com/ Y el otro blog es de cuentos infantiles que en cada uno de ellos escribe los valores humanos que se está perdiendo hoy en la sociedad, y me imagino que en su blog entren muchos padres que les pueda interesar:http://habiaunavezuncuento.blogspot.com/
esperando que le guste estos blog y que nos lo pueda ponerlo en el suyo para poder darlo a conocer, agradeciéndoselo de antemanol
Cariño sinceros desde gran canaria