domingo, 28 de mayo de 2006

Olvido...

Se me olvidó tu nombre,
no recuerdo
si te llamabas luz o enredadera,
pero sé que eras agua
porque mis manos tiemblan cuando llueve.

Se me olvidó tu rostro y tu pestaña
y tu piel por mi boca transitada
cuando caímos bajo los cipreces
vencidos por el viento,
pero sé que eras luna
porque cuando la noche se aproxima
se me rompen los ojos
de tanto querer verte en la ventana.

Se me olvidó tu voz, y tu palabra,
pero sé que eres música
porque cuando las horas se disuelven
entre los manantiales de la sangre
mi corazón te canta.

Carlos Medellín
(Colombia, 1928 - 1985 )

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Nuevamente de aplaudirse la conjunción que has hecho entre poema e imagen ¡que bárbara!

Un saludo

Carlos

Azul... dijo...

Gracias, Carlos, hasta me sonrojé =o)

Cariños!

Marcelo dijo...

Y ahora parezco por aquí, después de haberme deleitado en tus Azules. Excelente la selección de los poemas, muy cuidado todo (y no me sorprende viniendo de ti)

Besos

Marcelo dijo...

Quise decir "aparezco" :D

Azul... dijo...

¡Marcelísimo! Te diste un buen paseo por los dos Blogs, ¿eh? Ya he visto que has dejado varios comentarios... ¡Gracias!

300 besos!!!

arandanilla dijo...

Mami...qué de piropos!!!Je. Guapa!