miércoles, 28 de febrero de 2007

Bosque de música...

Mi ser fluye en tu música,
bosque dormido en el tiempo,
rendido a la nostalgia de los lagos del cielo.
¿cómo olvidar que soy oculta melodía
y tu adusta penumbra voz de los misterios?
He interrogado los aires que besan la sombra,
he oído en el silencio tristes fuentes perdidas,
y todo eleva mis sueños a músicas celestes.
Voy con las primaveras que te visitan de noche,
que dan vida a las flores en tus sombras azules
y me revelan el vago sufrir de tus secretos.
Tu sopor de luciérnagas es lenta astronomía
que gira en mi susurro de follaje en el viento
y alas da a los suspiros de las almas que escondes.
¿Murió aquí el cazador, al pie de las orquídeas,
el cazador nostálgico por tu magia embriagado?
Oh, bosque: tú que sabes vivir de soledades
¿adonde va en la noche el hondo suspirar?

Vicente Gerbasi
(Venezolano)
La imagen es de los Andes, Venezuela, tomada de aquí

3 comentarios:

Cristina Fornés dijo...

Hermoso poema, dan ganas de caminar por ese bosque, entre las luciénagas, las flores y su música... ¡Dan ganas!
Un beso.

Azul... dijo...

Habla de los bosques de mi país, Venezuela... los extraño tanto, Cristina, tanto...

Otro besote para ti, ¡gracias por venir!

Max dijo...

Que privilegio y que gratificante debe ser para ti publicar aquí un poema de Don Vicente a quién has conocido personalmente.
Jamás te hubieras imaginado al conocerlo que sus poemas con el tiempo iban a tener tanto significado en tu vida.