miércoles, 14 de febrero de 2007

Madrugadas...


Traído de la Ruta Fulgurante
de mi niña queridísima y la
foto de aquí


Hay madrugadas como lagartos,
que trepan por nuestra retina
y a veces oscurecen el entendimiento
con su tripa aterciopelada.
Las hay como mapaches,
que hurgan en nuestro interior
sin dejarnos dormir.
Hay madrugadas como buses
nocturnos, vacías, solitarias,
en los que suena un zumbido
más que inquietante, arrullador.
Y las hay como salidas de emergencia,
que aguardan en vela
hasta el amanecer.

José A. Oliver

2 comentarios:

arandanilla dijo...

Aayyyy. Gracias!!!Por cierto, dónde anda mi Pá número cuatro? Por favor, dale un beso y otro pa mis hermanas! Y pa ti, el amor que te profeso!

Azul... dijo...

Tu Pá anda de viaje y sin pc, me llama siempre (por la cuenta que le trae!!!), estará de regreso pronto (espero, otra vez, por la cuenta que le trae jeje)

Un besotote, mi niña preciosa!