sábado, 24 de febrero de 2007

Casi alba...




Casi alba,
como decir arroyo entre la fuente,
como decir estrella,
como decir paloma en cielo de alas.

Esta noche se ha ido casi aurora,
casi ronda de luna entre montañas,
como una sensación de golondrina
al picar su ilusión en una rama.

Amanecer,
sin alas para huirse,
regreso de emoción hasta su alma,
palomitas de amor entre mis manos
que al asalto de amor subieron castas.

Noche rasgada al tiempo repetido,
detenida ciudad de esencias altas,
como una claridad rompes mi espíritu,
circundas mi emoción como una jaula.

Amor callado y lejos...
tímida vocecita de una dalia,
así te quiero, íntimo,
sin saberte las puertas al mañana,
casi sonrisa abierta entre las risas,
entre juego de luces, casi alba...
Julia de Burgos

7 comentarios:

Amor dijo...

¿... y acaso lo que hacemos nosotros con los blogs es otra cosa que un juego de luces? ¿Es también un juego de
Amor?

Roberto dijo...

Estimado Azul.

Esta es la huella digital que testimonia mi visita, que no es la primera ni la última.

La primera lectura de este poema, que quiero pensar es la que vale -coincida o no con el tema real-, me transporta hasta el amanecer de un amor medio imposible, con frágiles secretos, pero puro en los momentos en que se manifiesta. Uno de esos que debe vivirse una vez en la vida.

Un fuerte saludo.

Azul... dijo...

Santiago, sí a ambas preguntas!!!

Roberto, reitero: todo un honor tenerte por aquí y coincidir con tus apreciaciones

Saludos a mabos y de nuevo ¡gracias por venir!

Anónimo dijo...

Es siempre grato leer poemas escritos por Julia de Burgos, un gran talento del caribe.


Mr. G

Max dijo...

Mr.G ¡comparto mi subjetividad con la suya! Julia siempre me ha llegado muy hondo

Saludos

David Santos dijo...

Vuelva Azul!

Azul... dijo...

Aquí he estado, David!
Un gran abrazo! =)