viernes, 7 de septiembre de 2007

Hay palabras...






Hay bellisimas palabras envuentas de deseos.
Hay palabras silenciosas que dejan huella de ausencia
como un aliento que nos llega de lejos
haciendo comprender una caricia traída por el viento,
palabras que transforman dulces alegrías escondidas
en retoños de lo que fuera un árbol mustio, palabras de esperanza.
Hay palabras que son un sueño



y sueños que en palabras nos entretienen el alma.

Cómo será el lenguage de los amores mudos
cómo serán las almas con vestido
yo se amar parafraseando con el latir del corazón desnudo.
Soy un hombre común sin más lisonja que aquella que guarda mi memoria
sin vínculo alguno que envanezca mi espíritu y sin grande ni pequeña historia.
Soy como el agua del río que pasa inadvertida
amando si mucho a la vida, porque en ella comprendo y me trasciendo
con mi mundo, con mi gente y con mis sueños
Gerardo Omaña

1 comentario:

Mercedes dijo...

Que bonito texto..."Hay palabras silenciosas que dejan huella de ausencia como un aliento que nos llega de lejos..."
hay veces que no hay palabras y se dice mucho mas..