miércoles, 12 de septiembre de 2007

Tango...

La ciudad no eras vos
No era tu confusión de lenguas
ni de sexos
No era el cerezo que florecía -blanco-
detrás del muro
como un mensaje de Oriente
No era tu casa
de múltiples amantes
y frágiles cerraduras

La ciudad era esta incertidumbre
la eterna pregunta -quién soy-
dicho de otro modo: quién sos.

Cristina Peri Rosi

6 comentarios:

TEA CUP CLUB dijo...

muy lindo y profundo.

Te dejo una tacita de te, me voy porque te quiero seguir leyendo.

Te mando un beso

Veronica

Azul... dijo...

Gracias por el Te, verónica, y por la posibilidad que ello le dio para que fuera a visitarlas. Me encantó lo que vi

Un bessito

El Buhonero Venezolano dijo...

Hola, por aquí pasando a saludar ya de regreso y recuperado, por fin puse al día mi blog, gracias por tu paso en mi tarantín, volveré pronto… abrazos

Azul... dijo...

Búho, esta es tu casa (los búhos tienen nido? :), serás bien recibido siempre que vengas, corazón

Besotes!

Acerina dijo...

Maravilloso...

¿Quién soy? ¿Quién eres? ...si respondemos la una, quizás responderemos la otra...

Excelente!!!

Azul... dijo...

Averina... ¡he ahí el dilema! :)
Gracias por tu visita!!