martes, 23 de octubre de 2007

Los retratos...





En cada piedra
hay el rostro de algún dios
y el más allá está frente a nosotros
cada guijarro es el verso frustrado de los que ya se fueron,
en cada montaña
hay un amor eternizado.

eso ya lo sabían esos indios de plumas coloridas.

Martha Gantier
(Boliviana - Contemporánea)

5 comentarios:

carlos dijo...

No me cansarè de preguntarme cuàl es la magia con la que conjugas tan perfectamente texto e imagen. Me quito el sombrero, sabe?
LQQJ

Ulysse dijo...

Hace tiempo, demasiado quizás, hubo un remanso de paz en mi espíritu.

Añoranza de mis montañas busqué un camino alternativo. Descubrí artes antiguos de Cipango y China, otros mundos, entre ellos las "piedras de la visión".

Hoy todo me parece, parte de la existencia de otro. Como me decía un pasajero del viento: "Ulysse, amigo mío, si tu supieras la mitad de lo que yo ya olvidé..."

Un trazo: http://shimagata.tripod.com/spanish/index3.htm


Y un abrazo.

Mi viaje nunca acaba...

max dijo...

Aquello que los antiguos recibieron de la montaña.
Eso que Martha y Gloria también saben...




Lamento en la montaña



Aún te veo, río de mi vida,
con los ojos que miran las montañas.

Yo era una montaña con almendros montaña solitaria. Y viniste alegre con tu canto
y me besaste toda con tu agua.
Me dejaste inquietud para la noche
y el alma enamorada.
Aún te veo, río de mi vida,
en la curva lejana,
te vas cantando más entre los chopos,
te vas cantando más que en tu llegada.
Y yo,
paralítica montaña;
inmóvil te recuerdo,
enferma de volcanes, alocada,
espero tu regreso, río loco, que pasaste besando
mi cuerpo de montaña.
Tuviste que seguir tu destino de río,
y yo el mío triste de tierra amontonada.

Me dice el viento que vas al mar,
Te sigo río mío, con los ojos, Te sigo río mío con los ojos,
ya que no puedo seguirte con las plantas.
Soñé... te quedarías a mi lado,
como un lago sin cisnes,
para siempre,
acunando mi ansia.
Qué locura más loca
enamorarse de un río, una montaña!

Gloria Fuertes

Trini dijo...

...Y, los demás son tan necios, que aún no lo han comprendido.

Un abrazo

Azul... dijo...

Carlos, la magia viene a nuestro encuentro siempre ;)

Ulysse, de un minuto a otro ya no somos los mismos... es parte del Vivir :)

Max, ufffffff, que poemazo de nuestra Gloria! Gracias :)

Trini, de ciegos está lleno este mundo (lamentablemente!)

Besitos para los cuatro!