domingo, 13 de enero de 2008

Despedida...




Yo me voy porque en los "subways" no crecen los bejucos;
porque ya no huele el aire prisionero de las calles
a azafrán, ni a tomillo, ni a hembra en primavera.
Me voy porque a los parques les pusieron mordazas.
Me voy porque aquí ya no se puede reír a carcajadas;
porque los crepúsculos se compran enlatados;
porque agonizaron, inermes, los últimos rebeldes.

Me voy porque hasta los besos se encuentran censurados.
Me voy porque ya ordenaron investigar a la alegría;
porque a los niños les raptaron sus hadas;
porque a los libros los encerraron en la cárcel.
Me voy porque a la muerte la están vendiendo en cápsulas.
Me voy porque a las mujeres les rondaron el sexo;
porque al alcohol le editaron sus sueños;
porque en lugar de saúcos se cultivan barrotes.
Porque soltaron, todos, los diques del pavor.
Me voy porque en las calles tan sólo ríe el miedo.

Luis Zalamea
(Colombiano)

3 comentarios:

max dijo...

Mientras lo leía pensé en Mario Benedetti,hasta llegué a pensar que era un poema suyo,cuanto nos duelen estos paises nuestros,tan distintos...tan iguales

Besos

PD: algo le sucede a tu blog que no me muestra la imagen.

Azul... dijo...

Sip, tiene un viso Benedettiano increíble, me pasó igual que a ti...

Besotes!

PD) Algo le pasa a tu conexión de Internet, porque yo las imágenes las veo al 100% :P

Tawaki dijo...

Ya nada es tan auténtico como antes. Pero da igual, porque quien no ha conocido no puede valorar.

Besos.