viernes, 9 de enero de 2009

Córdoba...






Córdoba.
Lejana y sola.

Jaca negra, luna grande,
y aceitunas en mi alforja.
Aunque sepa los caminos
yo nunca llegaré a Córdoba.

Por el llano, por el viento,
jaca negra, luna roja.
La muerte me está mirando
desde las torres de Córdoba.

¡Ay qué camino tan largo!
¡Ay mi jaca valerosa!
¡Ay que la muerte me espera,
antes de llegar a Córdoba!

Córdoba.
Lejana y sola.

Federico García Lorca

1 comentario:

arandanilla dijo...

Córdoba la bella, infinita y cálida, hay que ir, hay que ir...madre, te debo fotos de la boda, dónde anda max?