jueves, 3 de mayo de 2007

Ahí, dónde...



Foto y poema tomados de la
hija del corazón...





En la blanda cavidad de mi cuerpo
ardes.
En el espacio donde impera la noche
tiemblas.
En las sombras donde los dementes clemencia piden
te arrodillas.
En la profundidad del sueño roto
apareces.
En nombre del Maestro que llegó a salvarnos
imploras.
Ahí, donde el olvido a jirones llega
palpitas.
Ahí, donde tu memoria no tiene sosiego
existo.
Ahí donde el alma absorta se ciñe uno a uno
yacemos juntos.
Ahí donde mi corazón oprimo antes de que el llanto llegue
y me avergüence
te desconozco.
Ahí, donde mi delgado silencio te interroga,
te perdono.

Lina Zerón

8 comentarios:

El Buhonero Venezolano dijo...

Empiezo a deslizar mis dedos en círculos sobre su pecho, tratando de no tocar sus pezones. Me acurruco más cerca, y sin querer se me enreda el brazo en las sábanas; trato de desengancharme, y con ello sólo consigo descubrir su cuerpo, que está entrelazado con el mío. Cuando voy a cubrirlo, me pongo a mirarle como alelado. Por supuesto que no es la primera vez que lo veo desnudo, hace mucho que me habitué a verle así en las duchas o en los camerinos, pero es la primera vez que puedo contemplarle todo el tiempo que quiero, sin que nadie me interrumpa. Y debo admitir que su cuerpo es realmente bello, sin casi ninguna falla..."La Tregua", de Mario Benedetti.

Ahhh, siempre azul y sus letras, hoy siento que poco a poco mis ilusiones se diluyen entre la espesura del amor que todo lo perdona...

max dijo...

Estaba por subir aquí el poema "Y uno aprende" de Don Jorge Luis (en relación a lo que subiste hoy en Azules),pero lo dejo para que lo subas Tú cuando llegue el momento.

Hoy nuestro Lorenzo ha querido dejar su huella por aquí...

Besos (de mi palma)


Corazón entero


Sufre mi corazón
por su latido incierto.
Mi corazón vacío,
mi corazón fragmento.

Llevo mi corazón
en dirección al viento.
Hasta que lo detengo
al lado de tu cuerpo.

Dejo mi corazón
como un regalo envuelto
dentro de la tibia
sombra de tu sueño.

Cuando despierto tengo
toda tu sangre dentro.
Cuando despierto encuentro
mi corazón entero.

Me lo devuelves lleno
cuando el amor regresa,
lleno de luz, de risa,
de mar y de promesas.


Lorenzo Facorro

Ulysse dijo...

Dame, Dame un lugar donde acurrucarme lejos de ese imperio de noche en sobras.
Dejame, dejame besar esa cavidad que te arde, recoger ese fruto.
Meceme, meceme hasta que mi corazon se calme, hasta que el combate concluya.
Y, luego,liberame, liberame para que pueda nadar por el mundo y contar tu generosidad. Hata que el viaje acabe, hasta que venza la sombra.
Hoy volvi a ver a Laquesis. Y, la verdad, me asusto como nunca.

Mi viaje nunca acaba...

khayo dijo...

vale pasando a saludar por aca, yo de poesia se poko pero veo q es un escrito sencillo pero preciso...

vale que sigan lloviendo als estrellas.."

Azul... dijo...

Buhonero poeta, esos desdoblamientos tuyos me mata!!! =o)

Max, su paisano Lorenzo es simplemente maravilloso, gracias!!!

Ulysse, como ya te lo dije en su momento, deseo que encuentres ese lugar de luz que tanto buscas y que los fantasmas se vayan para darle paso a tu radiante futuro... sin embargo, no te olvides del ahora, porque lo mejor de la vida no es el destino, sino el viaje en sí...

Khayo, para la poesía solo se necesita sensibilidad y tú la tienes!

Bessitos y gracias a todos por la visita

arandanilla dijo...

Hermoso, no?

Anónimo dijo...

Me gustaría que publicaran mas poemas de la poetisa Lina Zerón, de ser posible muy nuevos.

Rosario González Rojas

Azul... dijo...

Arandiux, hermoso no, hermosísimo!

Rosario, iremos publicando, claro que sí, Lina Zerón es de mis preferidas ;)

Bessitos!