domingo, 26 de noviembre de 2006

Ella...


Ella está hecha a semejanza de las cosas que amo.
Se parece a la noche,
o mejor: a una noche sin ausencias.
Ella es exacta.
Cuando la noche escurre, su cuerpo se humedece.
Me permite trepar por mis temblores
y agitar su nombre desde la oscuridad.
Ella es irrepetible.
Nació en las piedras donde empieza mi desorden.

Eduardo Langagne
(México)

2 comentarios:

arandanilla dijo...

Creo que lo puse en Ruta...irrepetible. ESo somos, verdad?

Azul... dijo...

Mi niña! dónde te metes, eh eh eh?
Eso somos, tesoro, eso somos...