miércoles, 8 de noviembre de 2006

Mariposas...

Hoy viene a ser como la cuarta vez que espero
desde que sé que no vendrás más nunca
He vuelto a ser aquel cantor del aguacero
que hizo casi legal su abrazo en tu cintura

Y tú apareces en mi ventana,
suave y pequeña, con alas blancas
Yo ni respiro para que duermas
y no te vayas

Así eras tú en aquellas tardes divertidas,
así eras tú de furibunda compañera
Eras como esos días en que eres la vida
y todo lo que tocas se hace primavera

Silvio Rodríguez

2 comentarios:

Carlos dijo...

Bonita canciòn de don Silvio.
Me gusta esa ventana ¿es la tuya?
TQM

arandanilla dijo...

Si, es una ventana preciosaaaa. Qué linda. Desde ahí da gusto mirar hacia afuera, al cielo, a la gente que pasa, la lluvia...en fin. La vida. Un abrazo, Má!